Puerto Antofagasta cuenta con aduana sanitaria para naves

DCIM100MEDIADJI_0859.JPG

  • Resolución de la autoridad marítima prohíbe el embarque y desembarque de tripulantes extranjeros, con excepción de las razones humanitarias.
  • Medida se suma a otras como la sanitización, 3 veces por semana, a las instalaciones.

El impedimento del atraque de cruceros, así como la aduana sanitaria para toda nave que provenga del extranjero y su primer puerto nacional sea Antofagasta son parte de las acciones que se han sumado al riguroso plan preventivo implementado por Puerto Antofagasta hace ya casi un mes, todo en el marco de la contingencia que vive la región, el país y el mundo por la pandemia decretada por coronavirus.

“Estamos muy comprometidos con la salud, la vida y la seguridad de los colaboradores, sus familias y, por supuesto, también la de nuestras comunidades, por lo que, dada la contingencia, constantemente estamos revisando nuestros procesos internos de operación, de manera de perfeccionar y sumar más lineamientos que eviten la propagación del COVID- 19”, indicó Carlos Escobar, gerente general de EPA.

En este contexto, la aduana sanitaria implementada por el Minsal, la que controla de forma aleatoria a los trabajadores es otra que ya se encuentra operativa en el recinto. A ello se suma, la sanitización, 3 veces por semana, a las dependencias del Terminal Multioperado, vigilancia y oficinas del edificio corporativo de la Empresa Portuaria Antofagasta.

“Puerto Antofagasta partió hace casi un mes con la implementación de un simulacro de emergencia por coronavirus lo que permitió medir ciertos tiempos de acción y respuesta, además de afinar detalles sobre la coordinación de los distintos organismos que se ven involucrados en contingencias sanitarias de este tipo”, agregó Escobar.

Es importante mencionar que, a la fecha, el puerto ha respondido de manera eficiente en sus operaciones, aunque sujeto siempre a un estricto plan preventivo de salud.

En este ámbito, otras de las medidas que se han implementado, vinieron de la mano de la compra de diversos elementos de protección, como antiparras, buzos desechables, entre otros, junto al teletrabajo, en los casos que se requirió, además de las exigencias en el uso de mascarillas a todas las personas que ingresan al terminal, así como los controles de temperatura, en la zona de acceso, a peatones y choferes. En este sentido, en el caso de los conductores, se les solicita, dentro de lo posible, no descender de sus vehículos.

A lo anterior, se intensificaron algunas tareas que ya se venían ejecutando, desde hace algunos años, como el aspirado de las zonas externas al puerto o el lavado de todos los camiones que salen del recinto.