Historia

A principios del siglo pasado la actividad minera regional, especialmente la producción de salitre, produjo una demanda excesiva para el transporte marítimo en Antofagasta, puesto que, en esa época, no existía la infraestructura adecuada para satisfacer los requerimientos de las industrias salitreras.

La comunidad antofagastina, afectada por esta situación, creó un Comité para mejorar las condiciones portuarias. Paralelamente, distinguidos profesionales de la época presentaban proyectos para la construcción de un puerto con la infraestructura necesaria, lo cual no fue considerado en su oportunidad por el Gobierno Central.

En tanto, las calles adyacentes al sector del actual “Muelle Histórico”, que eran las únicas instalaciones portuarias en operación en la ciudad, seguían colmándose de mercaderías, originándose robos y extravíos.

Un nuevo Comité logró que en marzo de 1913 el Congreso Nacional aprobara la Ley N° 3.132 para la ejecución de las obras de un nuevo puerto en Antofagasta. Los trabajos comenzaron con una etapa previa de relleno, permitiendo ganar al mar 30 hectáreas.

En 1920 se inició la construcción del molo de abrigo, con una longitud de 1.680 metros y 29 metros de profundidad. Los trabajos estuvieron a cargo de la Empresa Baburriza, Lagarrigue y Cía. Al terminar las obras de construcción del molo en 1926, se contrató inmediatamente a la misma firma para las obras de un segundo molo en el lado norte del recinto, malecones de 2.300 metros, terraplenes, vías de servicios, galpones, utilerías y ornato.

El nuevo recinto portuario tuvo un costo total aproximado de 75.116.301 libras esterlinas y fue inaugurado por el presidente Juan Antonio Ríos el 14 de febrero de 1943. Desde entonces, el Puerto de Antofagasta ha abrigado una superficie de agua de 30.000 metros cuadrado, 40.000 m2 de terrenos anexos y la capacidad de atender a 6 navíos simultáneamente.

Otro 14 de febrero, pero de 1952, se inauguró la segunda parte de las instalaciones físicas del puerto, como el espigón de atraque y el molo norte, más las explanadas y almacenes del actual Frente de Atraque Nº 1.

En 1960 dejó de ser administrado por el Servicio de Aduanas y pasó a formar parte de la Empresa Portuaria de Chile, EMPORCHI, bajo la cual operaron hasta 1998 todos los puertos chilenos.

El 1 de julio de 1998, se constituye el primer Directorio y con ello se da origen a la Empresa Portuaria Antofagasta, bajo la Ley Nº 19.542 de Modernización Portuaria. Desde ese día, EPA reemplazó a EMPORCHI en la administración de Puerto Antofagasta, al asumir la propiedad y gestión de todos sus activos.

En el año 2003, Antofagasta Terminal Internacional se adjudica la concesión del Terminal 2 de Puerto Antofagasta por un periodo de 30 años.

En 2008 se inaugura Mall Plaza Antofagasta, que corresponde a la primera etapa del proyecto Puerto Nuevo licitado por la Empresa Portuaria Antofagasta en el año 2006 y constituye una extensión de 10 hectáreas con más de 160 mil metros cuadrados construidos y ampliables.

El 15 de marzo de 2012, Bienes Nacionales envió la Resolución Exenta Nº 475 que autoriza -en favor de Empresa Portuaria Antofagasta- la concesión gratuita del sector Portezuelo por un periodo de 50 años.

Mediante D.S.N° 165 del 25 de Octubre de 2013 del Ministerio de Transportes y Telecomunicaciones, se ampliaron los límites marinos del Puerto Antofagasta en 300 metros, correspondiente a la franja costera ubicada al costado sur del inicio del molo de abrigo. Con ello, se diseñara un proyecto para incorporar 6 Hectáreas para el uso portuario, mediante terrenos ganados al mar.