Gran avance presenta proyecto de generación de energía undimotriz en Puerto Antofagasta

  • Energía eléctrica generada alimentará el Faro principal

Permitirá la obtención de electricidad a partir del movimiento y fuerza del oleaje, en el borde costero, se trata del proyecto WaraQocha, (en lengua aymara “Lucero de Mar”), el que busca la producción de dicho suministro de manera segura y amigable con el entorno, una iniciativa que involucra, mediante un convenio de colaboración, a la Universidad Católica del Norte, (UCN), y la Empresa Portuaria de Antofagasta, (EPA), y que hoy entra en una etapa clave.

“Es un trabajo que, sin lugar a duda, aportará al desarrollo de la región y el país, desde la sustentabilidad, concepto que se vincula con nuestros lineamientos estratégicos como compañía, en este marco, el proyecto permitirá mantener el funcionamiento del faro de Puerto Antofagasta de manera autónoma y posee un gran potencial en cuanto a su aplicación en otras faenas portuarias”, señaló Carlos Escobar, gerente general de la EPA.

Además, el ejecutivo agregó que “Trabajamos constantemente para modernizar nuestras instalaciones y hacer más eficientes la cadena logística por Puerto Antofagasta, la aplicación de energías renovables no convencionales es un compromiso con el medio ambiente, así como también continuar apoyando a las instituciones que las desarrollan”.

De esta forma, WaraQocha pretende avanzar hacia la operación de una estación pionera a escala semi-industrial, en el sector costero, específicamente en dependencias del Puerto de Antofagasta.

Es importante mencionar que, para la puesta en marcha de este proyecto, la UCN cuenta con recursos, (cerca de 340 millones de pesos), aportados por el gobierno regional y el Consejo Regional (CORE), a través de un proyecto del Fondo de Innovación para la Competitividad Regional (FIC-R).

Características

El prototipo del proyecto cuenta con un sistema que incluye un brazo de 15 metros de largo, el cual está unido a una boya cónica circular de fondo plano cuyo diámetro varía entre los 4,2 y 2,5 metros.

Este sistema oscila dependiendo de la fuerza del oleaje, y está unido a un pistón que introduce agua dulce a un acumulador de presión, el cual alcanza una presión de trabajo de 12 bar como máximo.

Luego, esta agua es enviada hacia una turbina que al girar produce electricidad. Una vez liberada, el agua retornará al sistema para repetir el ciclo. La cantidad de energía que producirá el sistema dependerá del oleaje existente, aunque en la fase de prueba no se busca un uso específico para la electricidad, sino más bien evaluar el funcionamiento de la unidad y adquirir conocimientos.

Se destaca que la energía undimotriz es limpia, superficial y no afecta a la fauna marina.