21 años de EPA: Principales Avances y Desafíos

Si bien la historia se remonta a 1913, momento en que se aprobaron los recursos para la construcción de nuestro puerto, fue el 1º de julio de 1998, cuando se constituyó el primer directorio y, con ello, se dio origen a la Empresa Portuaria Antofagasta, EPA, bajo la Ley Nº 19.542. Desde ese día, la actual firma estatal reemplazó a EMPORCHI en la administración, al asumir la propiedad y gestión de todos sus activos.

Hoy, transcurrido más de dos décadas desde aquel día, podemos señalar con orgullo que se han conseguido grandes avances y que se sigue trabajando en la línea de consolidar a nuestro puerto como la principal plataforma logística para exportadores e importadores del norte de Chile, operando de acuerdo con los más altos estándares socio-medioambientales y de transparencia.  En este contexto, certificaciones como las ISO 14.001 (protección del medioambiente), junto a otras como sello ProPyme (por pagar oportunamente a 30 días), y Ecoports (norma europea, en camino a certificarnos), dan cuenta y reafirman lo mencionado, como también lo hace la acreditación que obtuvimos este año, de manos de la Agencia de Sustentabilidad y Cambio Climático, por cumplir con la totalidad de los compromisos adquiridos en el Acuerdo de Producción Limpia, APL Logístico Minero Puerto Antofagasta, proceso que implicó inversiones por más de 18 millones de dólares, entre los sectores público y privado, proceso en que la EPA se destacó por introducir mejoras significativas, como la adquisición e implementación de contenedores de volteo y la modernización del Antepuerto Portezuelo.

Pero no sólo hemos avanzado en la incorporación de nuevas y mejores tecnologías a nuestra operación, sino también en consolidar la relación con la Comunidad.  En este ámbito se destaca nuestra participación muy activa en el Consejo Ciudad Puerto, cuyo principal objetivo es procurar un desarrollo armónico entre el puerto y la ciudad, cuidando en especial el entorno urbano, las vías de acceso y el medioambiente.

No podemos dejar de mencionar en estas líneas al Corredor Bioceánico como uno de nuestros grandes desafíos actuales, iniciativa en la que trabajamos en conjunto con el Gobierno Regional en mesas de trabajo, habiendo tenido ya acercamientos muy fructíferos con las principales contrapartes en Argentina, Paraguay y Brasil.

Otra de nuestras grandes metas es el proyecto Zona de Desarrollo Logístico Puerto Antofagasta, iniciativa que considera el desarrollo de cuatro áreas:  Area Respaldo portuario; Servicios y Descanso de camiones; Zona Franca Paraguaya; y Area Operación Pymes.  El plan vigente contempla iniciar las obras en 2020.

Tenemos muy claro que la minería es el principal motor productivo de la Región de Antofagasta.  Sin embargo, pensamos también que debemos sumar y complementar esa matriz con otros polos, como por ejemplo el turismo, considerando en especial las oportunidades que abre para la industria de cruceros la nueva Ley de Cabotaje.  

Son 21 años de la EPA, empresa portuaria no solo al servicio de la cadena logística del norte de nuestro país, sino también a todos y a cada uno de los vecinos de Antofagasta.