Estudio de la PUC demuestra que no hay mayor riesgo en zonas cercanas a la actividad portuaria

En relación a Resultados de Estudio de la PUC sobre exposición a metales pesados en Antofagasta.

Investigación demuestra que existen valores bajos de exposiciones a metales y distribuidos de manera homogénea en la ciudad de Antofagasta.

Las principales conclusiones del Estudio de Prevalencia de Metales Pesados en la población de Antofagasta, liderado por la Pontificia Universidad Católica de Chile, reveló que existe baja presencia de los elementos estudiados -Cadmio, Plomo, Cromo y Mercurio-. Asimismo, los datos de la investigación precisan que el 12% de los niños y el 8% de los adultos, presentan valores que superan los índices referenciales para Arsénico. En tanto, las personas identificadas que superan los valores referenciales, se distribuyen de manera homogénea en la ciudad de Antofagasta, según se informa.

Asimismo, la investigadora que encabezó el Estudio de Metales, detalló que el hallazgo de los niveles sobre las referencias, tendría relación con actividades ocupacionales y con el consumo del tabaco, recalcando que la literatura señala que la asociación arsénico – tabaco, genera un riesgo exponencial a cáncer.

CONTRIBUCIÓN DE PUERTO ANTOFAGASTA

Por su parte, Puerto Antofagasta continúa trabajando en contribuir a la comunidad, mejorando constantemente sus procesos de operación en pos de un funcionamiento sustentable, eficiente y amigable con el medio ambiente, aplicando estándares por sobre la norma y utilizando las mejores tecnologías disponibles mediante innovación en sus procesos logísticos.

En este ámbito de mejoramiento continuo, se destaca el cumplimiento del Acuerdo de Producción Limpia Logístico Minero Puerto Antofagasta, el compromiso de aplicar certificaciones con estándares de clase mundial, realizar mediciones con el objeto de continuar disminuyendo las emisiones al medio ambiente y la conformación del Consejo Ciudad Puerto, el cual convoca a los principales actores involucrados en el desarrollo económico y social de la región para procurar un desarrollo armónico entre el puerto y la ciudad, cuidando especialmente el entorno urbano y el medioambiente. Todo con la misión de facilitar el comercio exterior por la segunda región.